¡A comer sano y sabroso!
alimentacion-balanceada

La mayor satisfacción para cualquier mamá es que su familia tenga tanta energía que puedan comerse el mundo completico. Para lograrlo es muy importante que todas las comidas sean nutritivas y balanceadas.

Según el Instituto Nacional de Nutrición (INN), en las tres comidas diarias y meriendas se debe consumir una cantidad necesaria de ciertos nutrientes, entre los cuales se encuentran: proteínas, vegetales, frutas, carbohidratos y grasas saludables. ¿Con qué se come eso? Cada alimento pertenece a un grupo de la pirámide alimenticia, aquí los puedes conocer:

  • Proteínas: son un componente muy importante para los músculos y tejidos del cuerpo. Puedes encontrarlas en los granos, carnes, pescados, huevos y pollo. Con 5 porciones al día tendrás el requerimiento necesario.
  • Vegetales y frutas: el grupo más conocido por todos y uno de los más importantes. Los vegetales y frutas aportan gran cantidad de vitaminas y minerales que ayudan a reducir el riesgo a ciertos padecimientos, como el cáncer, alzhéimer y enfermedades crónicas. Los vegetales comprenden una amplia gama de alimentos, como las hortalizas (zanahoria, cebolla, tomate y plantas de color verde). Las especias y colorantes naturales, como la cúrcuma, el azafrán y el pimentón, pertenecen a este grupo. Las frutas son indispensables para la vida por su contenido de minerales, vitaminas y fibra. El mango, la fresa, la manzana, la pera, la parchita, el cambur, mandarina, naranja, melón, patilla y más, son parte de este grupo. Lo recomendable es incluir 3 tazas de frutas y vegetales al día.
  • Carbohidratos: aunque muchas veces sean vistos como “los que más engordan” porque pueden presentarse como azúcares, son los que producen la energía necesaria para el cuerpo. Entre los alimentos que pertenecen a este grupo están: el arroz, el trigo, el maíz, los tubérculos (como la papa, el ocumo y el apio), la avena, el plátano y la pasta. Con una porción en cada plato será suficiente.
  • Grasas saludables: hay un grupo de grasas que sí es tu aliado y son las grasas saludables. Están presentes en el aceite de oliva, en los frutos secos (maní, almendra, pistacho, etc) y en el aguacate. Puedes consumir una porción cada dos días. Sé precavido al momento de comer alimentos

Para que tus comidas sean balanceadas debes armar tu plato como muestra la siguiente imagen:

alimentacion-balanceada

¡Toma agua!: cuando dicen que “el agua es vida” es más que cierto. El cuerpo está compuesto por 70 % de agua y todos nuestros órganos necesitan de ella. Carga siempre un termo que puedas llenar cuatro veces al día y estarás cumpliendo con tu cuerpo. Las personas, en especial niños y adolescentes, que practiquen deportes, deben consumir alrededor de 2 litros diarios para compensar la pérdida de líquidos que el cuerpo humano tiene durante un día.

Dale color a tus meriendas con las frutas o las grasas saludables, y elige técnicas de cocción como a la plancha, asadas, al horno o al vapor cuando cocines.

Dar la mejor alimentación es sazonar el amor para el corazón. ¡La mesa está servida!

Fuentes:

http://www.fao.org/nutrition/requisitos-nutricionales/es/

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002093.htm

http://bcv.org.ve/c4/notasprensa.asp?Codigo=9143&Operacion=2&Sec=False

Compartir en
Comentarios: