Arco Iris del Sabor
arco_iris

Cada vez hay mayor conciencia a nivel mundial de la importancia de la alimentación en nuestra salud y de lo esencial que es tener una actitud consciente. Ingerir frutas y vegetales frescos diariamente, garantizará que des a tu cuerpo el aporte de vitaminas y minerales que necesitas. De ti depende que tú alimentación sea tu aliada en lograr un mejor nivel de vida, pleno de salud y alegría.

Los alimentos tienen el poder de hacerte sentir bien, de darte la salud y la energía que necesitas para mantener todas tus funciones en óptima condición; conocerlos te permitirá aprovecharlos plenamente.

Es sencillo, en algunos alimentos deben consumirse con mayor regularidad y en mayor cantidad que otros, basado en las propiedades de cada uno de estos alimentos y en los requerimientos de nuestro propio cuerpo.

El pan, los cereales, la pasta y el arroz: Son alimentos que puedes consumir a diario, pues te otorgan energía y fibra. Son los famosos carbohidratos, esenciales en la alimentación humana. Un buen plato de pasta, preparado con una salsa que incluya lácteos y vegetales, colmará las necesidades nutricionales de tu cuerpo, sin agregar grasa a tu organismo. Puedes comer los carbohidratos con confianza, pues se recomienda hasta 4 raciones diarias, combinadas con vegetales frescos y proteínas animales, para tener una fórmula nutricionalmente perfecta.

Los vegetales y las frutas: deben estar permanentemente en tu dieta: ensaladas, vegetales cocidos de diferentes formas, frutas frescas o en batidos. Estos son elementos indispensable en todas las etapas de nuestra vida, puedes consumirlos seguro de que estarán aportando vitaminas, minerales y fibra a tu organismo. Se recomienda que estén  presentes en nuestra dieta diaria hasta 5 veces al día, por ejemplo, en la mañana, ya sea en el desayuno o a media mañana, ya sea en el desayuno o a media mañana en forma de un jugo de naranja o una fruta. A mediodía, si consumes  una carne o una pasta, es perfecto acompañarla con una ensalada fresca, pues te aportará la fibra necesaria para una mejor digestión. En la merienda, un jugo de fruta fresca te dará energía para continuar hasta la cena, cuando puedes finalizar agregando una ensalada a tu menú.

Los productos lácteos: También se encuentran entre los recomendados a diario. La cantidad de proteínas, vitaminas y minerales como el calcio presentes en un vaso de leche, yogurt o un trozo de queso es un aporte de nutrientes que tu cuerpo necesita cada día para optimizar su funcionamiento. Periodos especiales de nuestra vida como la niñez, adolescencia, las mujeres durante el embarazo y la lactancia, requieren una ingesta permanente de leche. Asimismo, mantener el consumo de leche durante toda la vida otorga beneficios de prevención de enfermedades como la osteoporosis.

Las proteínas de origen natural: Carne, pollo, pescados, huevos, cerdo, tienen la tarea de formar y reparar nuestros tejidos y órganos, por eso son tan importantes en toda nuestra vida, especialmente en momentos de la infancia. Es gracias a ellas que un niño podrá crecer y desarrollarse hasta convertirse en un adulto sano. La recomendación es ingerir de dos a tres porciones de proteínas animales cada día.

El secreto está en consumir todos los alimentos, de forma variada, asegurándose de que cada día estén presentes en nuestra mesa en cantidades adecuadas.

Compartir en
Comentarios: