Consejos para conservar las hierbas aromáticas
Banner_Hierbas_Solo

Las hierbas aromáticas son muy útiles en la cocina, pero suelen durar muy poco tiempo. Si quieres saber qué puedes hacer con ellas para no desperdiciarlas, te enseñaremos varias técnicas de conservación para que no vuelvas a quedarte sin ellas para tus platos favoritos.

  1. Secarlas

Esta es la forma más común y tradicional de mantener tus hierbas por mucho tiempo. Para ponerla en práctica solo necesitas extender las hojas en una bandeja, colocarla al sol y dejar que sequen el tiempo que sea necesario.

Si quieres una opción más rápida, puedes colocarlas 30 segundos en el microondas junto con un vaso de agua o puedes hacer un ramillete y colgarlo boca abajo en un lugar ventilado hasta que se sequen por completo. Luego, es importante que guardes las hierbas secas en envases de vidrio preferiblemente.

  1. Congelarlas

Es ideal para las hierbas de hojas duras. Consiste en lavar cada rama y colocarla en papel absorbente evitando que se acumule humedad. Luego, se guardan en bolsas herméticas, se les saca el aire y se introducen en el congelador.

  1. Conservar en vinagre o aceite

Otra técnica tradicional para la que solo necesitas lavar y picar las hierbas es introducirlas en un frasco de vidrio, cubrirlas con aceite o vinagre y colocarlas en un lugar fresco y seco. De esta forma podrás disfrutar también de un aceite o vinagre aromatizado.

  1. Con sal

Solo necesitas colocar en un recipiente las hojas troceadas e intercalar con capas de sal gruesa, mantenerlo cerrado y guardado en un lugar fresco y seco fuera de la nevera. Cuando vayas a usar las hierbas solo debes quitarles lo que puedas de sal y utilizarlas para cocinar.

Compartir en
Comentarios: