Consejos para preparar loncheras saludables
banner_lonchera_solo

La hora de almuerzo en la oficina no tiene que ser sinónimo de comida rápida, llevar una vianda es una opción saludable y económica para los trabajadores. Además, preparando tu lonchera puedes evitar caer en tentaciones de comer dulces o alimentos poco saludables durante el día.

Para que tu lonchera esté completa y sea saludable debe incluir todos los grupos de alimentos: proteínas, carbohidratos, vegetales, verduras o frutas y hasta un postre, ¿por qué no?

1. Tu lonchera debería contener: una gran porción de proteínas, una de vegetales y una pequeña ración de carbohidratos. Cuando se trata de líquidos es preferible elegir agua, infusiones o batidos de fruta natural antes que los refrescos.

2. Siempre es necesario incluir ensaladas en el menú del día, pero no debes aderezarlas para que se conserven y no se marchiten. Lleva la salsa en un envase hermético y agrégasela justo cuando las vayas a comer.

3. Las frutas o frutos secos son un excelente postre o merienda, también una porción de gelatina o yogur si tienes donde refrigerarlos. De vez en cuando puedes llevar galletas o algún dulce que te apetezca.

4. Evita comer pan en el almuerzo, resérvalo para el desayuno o alguna merienda.

5. Lo que te sobre de la cena puedes usarlo para el almuerzo del día siguiente.

Compartir en
Comentarios: