La importancia del desayuno
Banner-Septiembre1

Muchas personas saltan de la cama directo a la calle, sin tomar ningún alimento en la casa. Si este es tu caso, tómate unos segundos para revisar esta información, te servirá muchísimo:

El desayuno es el momento de ingerir nutrientes que tu cuerpo necesita para comenzar a responder a todos los requerimientos que le harás durante el día. Salir a la calle sin desayuno equivale a acelerar a 100 un carro que acabas de encender.

Si haces un desayuno que contenga proteínas, carbohidratos, frutas y vegetales, estarás dándole a tus músculos y tu cerebro la energía que necesitan para desarrollar sus funciones. Significa que te sentirás despierto y dinámico, ¡listo para afrontar el nuevo día!

Incluso, si te preocupa mantener el peso ideal, debes saber que consumir un buen desayuno te hará saciar tu apetito nada más al comenzar el día; así evitarás más cantidad de alimentos a medida que se acerca la noche.

Ingerir un buen desayuno te hará salir más contento de casa, porque tus necesidades energéticas estarán cubiertas y podrás dedicarte con total tranquilidad a tus tareas, sin estar preocupado por conseguir comida. Estudios han demostrado que quienes consumen el desayuno tienen mejor ánimo, e incluso pueden tener mejor memoria que quienes no lo hacen.

Todos necestiamos desayunar cada mañana, pero para los niños es especialmente importante. Ellos, salen de casa directo a prestar atención en el colegio, por no hablar de las carreras que dan apenas ven a los amigos. Aunque les mandes la lonchera con el desayuno, es importante que coman algo en la casa antes de salir.

Una bebida achocolatada y un cereal, un sandwich de atún, unas arepitas recién hechas, le darán a tu hijo el comienzo que su día necesita. Así tendrá la energía necesaria para desenvolverse en el colegio, para concentrarse y dedicarse a sus clases y luego disfrutar del recreo a plenitud.

¿Sin apetito en la mañana?

Puede ser que tu organismo este acostumbrado a ingerir muchos alimentos en la noche, antes de acostarte, lo cual a la larga te producirá aumento de peso y sensación de pesadez al levantarte. Si quieres remediarlo, prueba cenar cada vez más temprano (lo ideal sería a las 7:30 pm) y consumiendo una menor cantidad de alimentos. También puedes probar despertar más temprano y desayunar una vez que ya estés listo para salir.

Algunos desayunos en el mundo.

Alrededor del mundo, todas las personas tenemos diferentes hábitos alimenticios. En Qatar un desayuno típico son huevos pochados en una rica salsa de tomate. Este plato por lo regular se come con frijoles o pan.

En Japón el desayuno tradicional incluye vegetales, pescado asado, arroz, sopa y té verde.

En España un plato popular sería un pan tostado ligeranteme con ajo huevos y tomate, acompañado de una taza de té.

En Colombia puedes desayunar un caldo de papas con leche, parecido a nuestra pisca andina; en fin, lo importante es darle a nuestro organismo una primera carga de energía y siempre mantener un equilibrio entre las porciones.

Compartir en
Comentarios: